Mejorando nuestras habilidades en el Poker Online

Primeras partidas

Es común que los nuevos jugadores de poker online en casinos y casas de apuestas como Bwin, Bet365 o Betfair se sientan abrumados a la hora de saltar a las mesas con dinero real. Clientes de juego como PokerStars ofrecen modos de juego gratuitos que facilitan el entrenamiento de los jugadores y, aun así, es difícil superar el miedo escénico que supone comenzar a apostar con dinero real. Aunque el juego gratuito es un entrenamiento muy eficaz para aquellos que aún se están familiarizando con la jerarquía de manos del Poker Texas Hold ‘Em, existen muchísimas diferencias entre el juego gratuito y el real.

Lo primero que debemos saber es que, en las mesas reales, jugaremos contra muchísimos más jugadores de tipo tight: jugadores que tienden a retirarse fácilmente de las manos cuando la jugada no se ve de forma clara. En los juegos online gratuitos, en cambio, es posible que los jugadores sean mucho más valientes y vayan a cada mano sin miedo a apostar, por el simple hecho de que las fichas son ficticias y no incurrimos en ningún gasto personal si las derrochamos. El all-in, en el juego online, es una jugada muy rara y que difícilmente se juega en base a un farol excepto en situaciones realmente extremas, como duelos ajustados entre jugadores agresivos que desean asustar al contrario mediante apuestas fuertes.

En los juegos gratuitos es posible hacerse con la victoria gracias al simple azar de ir con todo de vez en cuando. En los juegos con dinero real, es posible que incurramos en bancarrota frecuentemente si jugamos de esta manera. Lo ideal es jugar pocas manos, y mantener una delicada atención sobre cada uno de los jugadores de la partida y su estilo de juego personal. Es ideal planear el tiempo de partida que podremos dedicar antes de jugar una partida online con dinero real, ya que en este tipo de partidas es absolutamente imprescindible no abandonar los torneos durante su celebración para no obtener penalizaciones. Si estamos acostumbrados a jugar cinco minutos e irnos de la mesa en las aplicaciones de móvil gratuitas, necesitaremos adquirir la disciplina necesaria para cargar con la tensión de una larga partida de poker.

Y es que, ante todo, las partidas con dinero real están cargadas de una emoción especial que mantiene a los jugadores agarrados a la silla durante larguísimas partidas. No sabremos en qué consiste el verdadero Texas Hold ‘Em hasta que veamos cómo se toman decisiones cuando nuestro bankroll se conforma de nada más y nada menos que nuestro dinero real, jugándose sobre el tapete. Por eso, el mejor consejo que puede darse a un nuevo jugador de poker online es comenzar cuanto antes, acogiéndose a las atractivas ofertas de bienvenida que las casas de apuestas ponen a nuestra disposición, y accediendo a mesas con límites de apuesta de uno o dos euros.